Logo The Running Camp
Angel Perez Guerrero de The Running Camp

Quien NO soy

“Llegué al mundo del running de rebote, y me pidieron que me quedara.”

La mayoría pone quien es, sobre mí o cosas así. Yo, como soy un poco diferente, te voy a contar lo que no soy.

No soy runner 🎽

No soy entrenador de running 👟

No soy experto en técnica de carrera 🏃

No soy vegano/vegetariano 🤷

No soy un flaco que enseña fuerza 🤭

Y aun así, puedo hacer que corras más rápido.

Mi nombre es Ángel Pérez y he montado todo esto para contarte mis errores (y mis aciertos) y todo lo que he aprendido entrenando a runners y levantando pesas con los mejores.

Todo empezó con Michelle, una matrona de 42 años que entrenaba para su tercera maratón de Londres.

Seré breve.

Se lesionaba con frecuencia, perdía mucho peso durante las preparaciones y al ser una mujer delgada, esto le causaba problemas con su menstruación.

Se sentía débil en su día a día.

Su entrenador, un tipo flaco que sabía mucho de carrera pero muy poco de entrenamiento de fuerza se fue, dejándome a Michele como cliente. 

Yo, como no sé nada de corredores, hice lo que sí sé, que es hacer a la gente más fuerte y enseñarles a moverse mejor.

Os parecerá raro, pero Michele mejoró.

Mejoró mucho. 

Estaba contenta y me recomendó sus amigos runners, y así, sin yo buscarlo, me convertí en especialista de fuerza para carrera.

Sin comerlo ni beberlo, me vi dando clases de  fuerza en una pista de tenis todos los martes y jueves a 12 colgados que estaban deseando que llegara el domingo para hincharse a km, lo llamamos The Running Camp, (rollo bootcamp, pero con cabeza).

Me tomé con mucha responsabilidad y seriedad esta nueva faceta, y desde entonces no he parado de leer todo lo que puedo sobre carrera y deportes de larga duración, y sinceramente, no es muy distinto al entrenamiento de fuerza, pero eso te lo explicaré en alguna newsletter.

Hoy sigo sin ser experto en carrera, pero he leído y escuchado más expertos que los propios entrenadores, incluso he retomado la carrera para comprobar que lo que prescribo, funciona, y vaya si lo hace.

Pero no soy runner

Aunque he corrido aceptablemente. Te cuento como empecé.

Yo no era el típico adolescente fit, más bien fat.

Y no me gustaba ser un fofisano, digamos la verdad.

Empecé a correr por eso de la facilidad y que cuando quieres perder peso hay que hacer cardio ¿verdad?

Se que ésto es  un NO SOY, pero voy a cambiar por un momento, si soy cabezón.

Y eso me hizo ir a por más cada vez, me gusta superarme, no lo puedo evitar.

Llegué a correr en 37´45” un circuito al que daba dos vueltas  cronometrado con un Casio negro que me ragalo un tío mío. Tenía 20 años.

Hoy sé que cada vuelta eran 5k, entonces no lo sabía, solo que una vuelta era poco, dos estaba bien y tres era para los días que me encontraba con ganas. Tampoco supe que lo hice a un ritmo de 3´47” el km, es más, no sabía que los kilómetros se median por minutos. 

Se puede correr bastante rápido y sin tener ni idea cuando te olvidas de la paja y te centras en hacer cada sesión un poco mejor que la anterior.  Recuerda, no era runner, solo un adolecente con ganas de adelgazar. 

Las cosas se torcieron, supongo que sería invierno aunque no lo recuerdo bien, y me meti a un gym.

Me flipo.

Tanto que desde entonces no he salido.

Tanto que cambié de profesión.

De éso hace ya 15 años.

Quince años levantando hierro y entrenando a gente dan para mucho, creeme. 

He pasado por: El muñeco de michelin, action-man, un muñeco lego (levantaba tanto peso y estiraba tan poco que apenas me podía rascar el culo), profesor de pilates y spinning, Crossfiter, intento de powerlifter y halterófilo, moderno funcional con kettlebells, clubs y maces…. lo he hecho todo.

Pero me sigo quedando con las pesas.

Gracias a todas las cosas que he tocado conozco muchos trucos, progresiones y regresiones para que una “sentadilla” no sea solo una “sentadilla” si no que sea un ejercicio efectivo para ti y lo más importante, transferible a la carrera.

Y estoy deseando enseñarte lo que el entrenamiento de fuerza puede hacer por ti, amigo/a/(e?).

Yo no soy runner, pero el año pasado, en una carrera de 5k bajé por segundos de 20´ quedando el 60 de más de 7000 dorsales, pesando 90 kg y entrenando 2 veces por semana. Not bad.

Y mis clientes, todos sin excepción, recortan minutos o segundos en casi todas sus carreras.

Podría ser porque no estaban muy entrenados y son ganancias naturales al llevar más tiempo entrenando.

Podría ser.

Pero te digo algo, para poder correr hay que estar sano y sin lesiones, y al 40% de los runners (eso en las mejores estadísticas) se lesionan, y los lesionados, no corren, y si no corres, no mejoras, ni ganancias de novato ni nada.

Y la fuerza no es ponerse como Chuachenaguer. Eso es otra cosa.

Se puede ser fuerte sin parecerlo (aunque si me dan a elegir serlo y parecerlo mola más, pero eso ya son cosas mías).

Yo no soy entrenador de carrera, tampoco quiero serlo ni hago como que lo soy.

Al revés, lo mismo.

Y por eso yo no firmó ningún entrenamiento de carrera.

Y por eso, hablo de fuerza, de lo que sí sé, y de lo que he demostrado a decenas de clientes (mucho ojo con quien te diga cientos con 35 años, y si no haz cuentas).

Si quieres correr, y entrenar fuerza, ya sabes, mi newsletter te puede interesar.

Deja tu email y llévate un mini curso de técnica de carrera